09 agosto 2007

En apuros


La Plaça de Baix estaba anoche abarrotada para ver a la actriz ilicitana Carolina Cerezuela, que era la encargada de realizar el pregón que da comienzo a las fiestas patronales de Elche.

El corpiño que lucía Cerezuela trajo problemas al alcalde, Alejandro Soler, a la hora de colocarle el Ram d'Or. La actriz se subió el corpiño y ayudó a Soler a ponerlo. Lo que produjo carcajadas y envidia a los asistentes. ¡Quién pudiera ser alcalde!, pensaba más de uno.

Los del Tomate persigieron a la actriz hasta nuestra ciudad y la atosigaron con preguntas personales sobre su novio Carlos Moyá.

3 comentarios:

Sonybabe dijo...

Hola carinyet, pasaba a dejarte un saludo. Bessets!

KiSS!!

Jaume Quiles dijo...

Puuuaafff que momentazo más bien cogido!!!!

No lo ví, me lo contaron...

Un saludos desde las valencias...

REFLEX dijo...

Para el año que viene, se puede concertar bjo los uspicios de unos 200 millones de euros el pregon ddo por el mismisimo Papa ese que le llaman o se llama benedicto 16, hay que joderse, esta señorita aunque es de Elche no ha hecho el pregon por ser ciudadana del mismo sino por motivacion del euro, vamos que los perros no se atan con longanizas